MIERCOLES 13: Francisco

Francisco I¡Estamos de fiesta! Hace poco más de una hora hemos sabido el nombre del nuevo papa: Francisco. Un papa que lo primero que ha hecho ha sido ponernos a todos a rezar por su predecesor.

Está de fiesta toda la Iglesia, sí, pero en esta ventana de camino a la Pascua estamos especialmente de fiesta porque el nuevo papa, nuestro nuevo papa Francisco es religioso, es jesuita. Alguien decía ayer que la Iglesia necesitaba hoy un papa monje, un papa religioso que llevara a la Iglesia al desierto. Parece ser que algo de esto pensaban también los cardenales y el mismo papa al elegir su nombre.

Desde hoy oremos con el Papa, oremos por el papa, y esta noche quería hacerlo con una oración del padre Arrupe, que fue superior general de los jesuitas. Dejemos que el Señor invada toda nuestra vida, que el Amor sea lo único que nos mueva.

Buenas noches.

Carlos A. Galán, CSsR

No hay nada más práctico que encontrar a Dios.
Es decir, enamorarse rotundamente y sin ver atrás.
Aquello de lo que te enamores, lo que arrebate tu imaginación,
afectará todo.
Determinará lo que te haga levantar por la mañana,
lo que harás con tus atardeceres,
cómo pases tus fines de semana,
lo que leas, a quien conozcas,
lo que te rompa el corazón
y lo que te llene de asombro con alegría y agradecimiento.
Enamórate, permanece enamorado, y esto lo decidirá todo.

P. Arrupe

Anuncios

Miércoles 27: Oremos

BXVI rezandoSon muchos los sitios donde se habla estos días del tema, muchas las imágenes que se comparten por las redes sociales. Pero no me he podido resistir. Hoy dejaremos que las  buenas noches nos las dé el Papa.

Una de las palabras que más ha repetido Benedicto XVI en estas semanas ha sido “Oración”. Ha asegurado que ha rezado mucho para tomar su decisión, hoy nos ha dicho que durante su pontificado ha rezado de corazón por cada uno de nosotros, ha sentido “casi físicamente” el apoyo de tanta gente a través de la oración y se retira para seguir sirviendo a la Iglesia orando. Por si faltaba algo, nos pide que recemos por él, por los cardenales que elegirán al próximo obispo de Roma y por la persona que salga elegida.

Y es que la oración es la base de toda la vida cristiana. Es la relación “face to face” con Dios. Es estar a solas con quien sabemos nos ama, decía Sta. Teresa; o hablar con Dios como al amigo que más se quiere y que más nos ama, según S. Alfonso. Si no rezamos nos vamos vaciando poco a poco, nuestra llama se va a pagando. Pero si rezamos iremos experimentando lo cerca que está Dios de nosotros, cuánto nos ama. Y esto, nos hará salir de nosotros mismos, nos hará mirar como sólo Dios mira para así acercarnos al prójimo y llevarle un pedacito del Amor de Dios, y encontrar en él a Dios.

Esta noche el Papa, antes de irse, nos invita a rezar, para toda la vida. Cada vez que respires, cada vez que te enfades, cada vez que ames, ofréceselo a Dios y deja que Él “respire” por ti; sólo así amará más por ti y tu enfado, tu sombra, se hará poco a poco más pequeño.

¡Buenas noches!

Carlos A. Galán, CSsR

MIÉRCOLES DE CENIZA

Tres, dos, uno… ¡COMENZAMOS!

Durante mucho tiempo me he imaginado la Cuaresma como un tiempo en el que uno se para y reflexiona sobre sí mismo y sobre cómo está viviendo su fe. Haces algunos esfuerzos y dejas algunas cosas que te gustan como sacrificio para cambiar, rezas más que en otros momentos del año… Pero de un tiempo a esta parte, veo la cuaresma más como un camino que recorrer. No consiste tanto en parar y analizarse. Es más bien caminar, arriesgar, poner la vida en juego. Pero no hacerlo “a la ligera”, sino siendo conscientes hacia dónde caminamos, por quién arriesgamos y por qué ponemos en juego nuestra vida.

Por tanto, la Cuaresma que comenzamos hoy no es estática y triste. Es un camino alegre hacia la Pascua, hacia el Misterio del Dios que, hecho hombre, muere por nosotros y Resucita destruyendo la muerte y el pecado. Y este mismo Dios, Jesucristo, nos acompaña en este camino hacia Él, dándonos la fuerza de su gracia.

“No echéis en saco roto la gracia de Dios” nos decía hoy S. Pablo. Algo así nos quiere decir también Álvaro Fraile con esta canción que os invito a escuchar hoy: Dios se pone a tiro, ¿vas a decidir quedarte “quieto-parao”?

¡Vamos! ¡Anímate! ¡Camina!

¡Feliz inicio de Cuaresma!

Carlos A. Galán, CSsR

Miércoles III: Ponerse en la piel del otro

Change your point of viewHoy he estado dándole vueltas en la cabeza a esto de ponerse en la piel del otro. Os he de reconocer que a mí me cuesta horrores. Intentar comprender cómo es el otro, qué estará viviendo, qué sentirá… bufff! Pero, aunque sea complicado, estoy convencido de que es buenísimo.

Cuando me pongo en el lugar del otro, de manera sincera, la misma realidad que antes veía con mis propios ojos, aparece nueva, distinta, totalmente otra… ¡Pero no! Es la misma. Lo único que ha pasado es que he puesto mi cámara de fotos al otro lado del cristal, como en la imagen que hoy nos acompaña.

Cuando me pongo en el pellejo del otro, mi mente se abre, mi corazón se ensancha, mi mirada se limpia. No es solo que vea una realidad de modo distinto, es que me veo a mí, y… ¡no me reconozco! Es lo mismo que cuando me graban en vídeo y lo veo: ¿esos son mis gestos? ¿Así es mi voz? ¡Qué raro!

Pues bien, ¡Dios se mete en nuestro pellejo! Eso es lo que celebraremos en unos días. Como buen Padre quiso comprender a sus hijos, saber por qué estamos pasando, qué nos hace sufrir, qué nos ilusiona… Y aun hay más: Jesús, el Dios-con-nosotros, nos permite ponernos en la piel de Dios, y, entonces, iniciaremos la misma experiencia de la que os hablaba antes pero a niveles que antes desconocíamos: la realidad la veremos constantemente nueva, las personas serán auténticos regalos diarios y nosotros mismos, ¡un tesoro! Frágil, sí. Pero precisamente por eso preciosísimos para Dios.

Anímate, déjate sorprender, sal de ti mismo y arriésgate a meterte en la piel del otro, de Dios, verás como así, cada día será realmente nuevo, cada pequeño gesto, una enorme sorpresa que antes nos pasaba desapercibida.

¡Buenas noches!

Carlos A. Galán, CSsR

Miércoles I de Adviento

MIÉRCOLES I DE ADVIENTO

La Palabra de Dios de hoy nos anuncia, por boca del profeta Isaías, la mejor noticia que podamos imaginar: ¡el Señor va a preparar “para todos los pueblos, […] un festín de manjares suculentos”!  Además aniquilará la muerte para siempre y enjugará las lágrimas de todos los rostros. “¡Ahí es ná!” –que dicen en mi tierra-.

Todo esto es lo que Jesús viene llamando “el Reino” y si acaso os preguntáis en qué consiste releed el Evangelio de hoy. “Acudió a él mucha gente llevando tullidos, ciegos, lisiados, sordomudos, […] y él los curaba”.

Ese es el Reino que Dios prometió a todos los pueblos en la profecía de Isaías, ese es el Reino que Jesús vino a anunciar –y a poner en marcha-, y ese es el mismo Reino que nos toca construir a nosotros en nuestro tiempo.

Hoy celebramos el Día Internacional del Voluntariado y, como podemos ver, los primeros seguidores de Jesús ya eran voluntarios: no eran los tullidos, los ciegos, los lisiados y los sordomudos los que iban a Jesús para curarse, era esa “mucha gente” la que acudía a Jesús llevándolos. Igual con los panes y los peces, no es Jesús el que los da a la gente, son los discípulos quienes los reciben de Jesús y los reparten.

Podríamos decir que el voluntariado está en el ADN del cristiano, y hoy lo podemos comprobar si abrimos los ojos y observamos atentamente: Cáritas española, por ejemplo, se sostiene únicamente gracias a los más de 60.000 voluntarios que dan su tiempo y su vida para ayudar en la construcción del Reino en nuestro país.

Hoy, a mitad de esta primera semana de Adviento, el Señor nos invita a movernos, a seguir colaborando con Él en esta apasionante Misión. Si habitualmente entendemos el Adviento como un tiempo en el que esperamos la venida de Jesús, hoy nos damos cuenta de que Él también nos está esperando.

Os dejo una canción en inglés cuyo título es “I will wait” (esperaré). Podéis encontrar fácilmente la traducción, pero sólo con repetirnos el estribillo y contagiarnos con su ritmo para comenzar a movernos, creo que por hoy vale.

El Señor te está esperando. ¿Te animas a caminar?

Carlos A. Galán, CSsR

Este Adviento, vamos “de camino a Belén”

Hace unos meses un grupo de religiosos jóvenes se puso “De camino a la Pascua”, con el deseo de ayudar a cuidar la cuaresma cada noche, abriendo el corazón. La noche del sábado 1 de diciembre comienza un nuevo camino… a Belén; necesitamos prepararnos, encontrar la estrella, adentrarnos para encontrar la Vida. ¿Te animas a caminar con nosotros este Adviento?

Como en la Cuaresma, durante este tiempo de Adviento nos gustaría poder compartir unos minutos cada noche con vosotros, para terminar el día de una forma “diferente”, a través de una pequeña reflexión, un vídeo, una canción… algo que nos pueda ayudar a avivar esa búsqueda diaria en el camino hacia Belén… Puedes acompañarnos en el blog (decaminoalapascua.wordpress.com), por Twitter (@decaminoabelen) y en Facebook (www.facebook.com/decaminoabelen).

En la Cuaresma éramos siete religiosos jóvenes de distintas congregaciones. Ahora en Adviento este grupo ha crecido en número y en diversidad. Somos 14 religiosos jóvenes, de 14 congregaciones distintas. Cada noche, hacia las 21.30 h., uno de nosotros será el que ofrezca unas huellas distintas de los pasos hacia Belén. Unas “buenas noches” diferentes…

  • Olalla González, Religiosa de María Inmaculada
  • Marina Utrilla, Religiosa de los Sagrados Corazones
  • Vicente Niño, fraile Dominico
  • Daniel Cuesta, Jesuita
  • Guzmán Pérez, Salesiano
  • Alba Rodríguez, Esclava Carmelita de la Sagrada Familia
  • Manuel Ogalla, Misionero Claretiano.
  • David Alarcón, Carmelita Descalzo
  • María Huertas, Hermana del Santo Ángel de la Guarda
  • Carlos Galán, Misionero Redentorista
  • José Miguel Fernández, Hermano de La Salle
  • Fabio Oliveira, Hermano Marista
  • Ángela Lopera, Esclava del Divino Corazón
  • Salva Jiménez, Franciscano

Así juntos, podemos ir caminando por este Adviento de camino a Belén, donde nace la Vida…

¿Caminas con nosotros?