Lunes 18: ¿tinieblas o luz?

«Yo soy la luz del mundo. El que me sigue no andará en tinieblas,
sino que tendrá la luz de la Vida» (Jn 8,12)

LuzCuando éramos pequeños solíamos jugar a “tinieblas”, escondiéndonos en la oscuridad. Ahora de mayores quizá seguimos con el juego, porque preferimos permanecer en la oscuridad, apartados de la luz. A veces, sutilmente, percibimos cómo nuestro corazón prefiere ocultar algunas cosas, cómo luchamos porque no salgan “a la luz” nuestras fragilidades, nuestros miedos, nuestros errores.

Con la fe nos pasa algo similar. Queremos que el Señor ilumine nuestra vida, e incluso oramos diciendo que “el Señor es nuestra luz”, mientras sólo dejamos que Él alumbre algunos aspectos de nuestra vida, sólo aquellos que nos gusta “lucir”. Mantenemos otros en las tinieblas, donde no permitimos que entre su luz, nos da miedo o vergüenza mostrarle al Señor esas “oscuridades”.

No nos damos cuenta de que él ha venido a iluminar toda nuestra vida, y que a través de toda ella —con su fragilidad incluida— es como pretende alumbrar nuestro mundo. Porque lo importante es su Luz, hagamos esta noche un ejercicio en nuestra oración: expongamos a la luz de su misericordia todo lo que somos, dejemos que el Señor ilumine TODA nuestra vida, también las tinieblas, para dejarnos transformar en reflejos de su Luz.

Buenas noches.

Guzmán Pérez Montiel, sdb

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s