Jueves 22 de marzo: Otro mundo es posible

“No es voluntad de Dios que unos tengan todo y otros no tengan nada.”
Monseñor Oscar Romero

A nadie se le oculta la situación de crisis que vive el mundo. Le ponemos el adjetivo “económica” o “política”, pero es más honda. Los valores que gobiernan el mundo nos han traido hasta aquí. Pensamos que la felicidad está en tener, en consumir, sólo nos interesa pasarlo bien, disfrutar a costa de lo que sea… y ahí está el origen real de la crisis.

Pero otro mundo es posible y esta cuaresma es también un buen momento para pensarlo. Para pararse y averiguar dónde está nuestro corazón, para recordar que no se puede servir a Dios y al dinero. Es tiempo para localizar lo que colabora en nuestra vida a que el mundo marche como marcha… y para ser valientes y cambiarlo. En lo teórico y también en lo práctico. El Reino de Dios es un reino de amor y de justicia. Hay que volver a pensarlo. Volver a construirlo. Podemos hacer mucho. Con nuestro tiempo. Con cómo gastamos. Podemos no colaborar con la injusticia. Aprender a consumir. Volver a la sana libertad de quien necesita poco para vivir…

Pero hay más en esto de la crisis. Siempre la sufren los mismos. Los pobres son más pobres siempre. Siempre la injusticia se ensaña con los que menos tienen. Hay casi tres cuartas partes del planeta que viven en una perenne crisis. Hay naciones enteras, casi continentes enteros que viven desde siempre en la crisis… unos pocos tienen mucho, y muchos, tienen muy poco…

La cuaresma tiene que ser un tiempo también para no mirar a otro lado. Cuántas veces cambiamos de canal en la tele cuando salen noticias que no queremos ni ver… les negamos a los que mueren de hambre y de miedo hasta el derecho a existir, a gritarnos silenciosa y calladamente que existen… seres humanos que sufren un mundo injusto en el que hay recursos para todos pero que disfrutan sólo unos pocos.

Esta noche es tiempo para recordar al profeta Isaias: “El ayuno que me agrada consiste en que rompas las cadenas de la injusticia y desates los nudos que aprietan el yugo; en que dejes libres a los oprimidos y acabes con toda tiranía; en que compartas tu pan con el hambriento y recibas en tu casa al pobre sin techo; en que vistas al que no tiene ropa y no dejes de socorrer a tus semejantes”.

Y para ayudarnos a pensar en ésto hoy os traigo la memoria de un mártir de la justicia y de los pobres, Monseñor Oscar Romero, obispo de San Salvador asesinado en el mes de marzo de 1980 por defender los derechos humanos, la paz y sobre todo a los pobres. Buenas noches… y buen camino a la Pascua.

Fr. Vicente Niño, OP

“Estas desigualdades injustas, estas masas de miseria que claman al cielo, son un antisigno de nuestro cristianismo. Están diciendo ante Dios que creemos más en las cosas de la tierra que en la alianza de amor que hemos firmado con Él, y que por alianza con Dios todos los hombres debemos sentirnos hermanos… El hombre es tanto más hijo de Dios cuanto más hermano se hace de los hombres, y es menos hijo de Dios cuanto menos hermano se siente del prójimo”

“Aquí nos está dando Cristo la respuesta a una calumnia que se oye muy frecuente: ¿Por qué la Iglesia sólo le está predicando a los pobres? ¿Por qué la Iglesia de los pobres? ¿Que acaso los ricos no tenemos alma? Claro que sí y los amamos entrañablemente y deseamos que se salven, que no vayan a perecer aprisionados en su propia idolatría, les pedimos espiritualizarse, hacerse almas de pobres, sentir la necesidad, la angustia del necesitado”

“La justicia social no es tanto una ley que ordene distribuir; vista cristianamente es una actitud interna como la de Cristo, que siendo rico, se hace pobre para poder compartir con los pobres su amor. Espero que este llamado de la Iglesia no endurezca aún más el corazón de los oligarcas sino que los mueva a la conversión.”

Anuncios

2 pensamientos en “Jueves 22 de marzo: Otro mundo es posible

  1. Esta noche sólo le pido a Dios que hablemos menos y actuemos más por aquellos que son nuestros hermanos y se están muriendo.
    Nos falta mucho todavía, que Dios nos perdone.

    Buenas noches

    • Muchas veces nos falta el dinero para poder aiudar a los pobres pero a nadie falta el tiempo para “gastarlo” con los mas necesidados. Vivir con ellos, compartir los medios mas sencillos, nuestra presencia en medio alla gente, salir en la calle; aprender a escuchar con el corazon, llevar una sonrisa y sentirsi todavia capaces de recibir de los de mas la misma sonrisa para poder luchar por un mundo mejor; asi podemos vivir con ilusion que el mundo cambiara porque a nadie falta el tiempo para donar y recibir…
      Lo que tenemos que acer es empiezar a “gastar” el tiempo que es un don de Dios…
      (perdon para lo escrito, soy estranjera)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s